$480.000
5% de descuento pagando con Refácil
Ver más detalles
Descripción
LA FEMME FATALE DE JEAN PAUL GAULTIER CLASSIQUE de Jean Paul Gaultier es un “Eau de Parfum” para mujer incluido en la familia Floral Oriental. Se trata de una versión más concentrada que la clásica ‘Classique’, que se presenta habitualmente en ‘Eau de Toilette’. Este perfume resulta ser un aroma muy sensual y magnético, y llama especialmente la atención por su presentación en un frasco que imita la silueta femenina, más concretamente estamos ante un torso de mujer, con suntuosas curvas y tonalidades rosáceas. Esta fragancia fue toda una revolución en su lanzamiento, en el año 1990 de la mano de Jacques Cavallier. En ella, se plasman elementos muy vintage, que, aunque parezca contradictorio, consiguen un resultado muy moderno e innovador. Altos e intensos extractos florales combinados con especias que son capaces de conseguir un aroma sexy, envolvente y embriagador. Su pirámide olfativa inicia con tintura de rosas y ron, una combinación totalmente nueva en la perfumería, que crea una sensación muy confortable y placentera, un cóctel de pura sensualidad. Seguidamente, su corazón nos desvela una faceta más intensa, con la presencia de narciso y orquídea de vainilla, flores potentes, empolvadas y penetrantes, que abren paso a un fondo cremoso y dulce, dónde se entremezclan haba tonka, sándalo, ámbar y vainilla. POLVOS DE ARROZ. Para la creación de esta fragancia, Gaultier se inspiró en los polvos de arroz que le daba su abuela durante su niñez y en sus visitas al teatro, momentos de total satisfacción y recuerdos que dibuja a la perfección sobre el perfume, exaltando su densidad y sedosidad. ALTA DURABILIDAD. CLASSIQUE, es uno de los 20 perfumes que más perduran sobre la piel. La altísima calidad de sus componentes y los extractos puros para su creación lo dotan de una magnífica fijación sobre la piel, capaz de mantenerse presente por más de 24 horas. COLECCIONISTAS. Un envase icono en perfumería, de gran belleza y singularidad, que no pasa desapercibido en el tocador de belleza. Esta versión en concentración de perfume, sobre el torso desnudo, podemos apreciar la impresión de un sexy encaje, creando una imagen más provocativa.